Mostrando todos los resultados (15)

Aporofobia y delito. La discriminación socioeconómica como agravante (Art. 22, 4ª CP).

35,00

La aporofobia, como manifestación del rechazo u odio hacia la persona en situación de pobreza, aparece hoy como un problema social significativo, tal como acreditan los datos e investigaciones realizadas por las distintas instituciones que trabajan sobre la materia. Siendo misión del Derecho penal lograr la tutela e intangibilidad de los bienes jurídicos más importantes frente a los ataques más intolerables, también desde este ámbito deben estudiarse las mejores vías de intervención frente al fenómeno de la delincuencia aporófoba, esto es, la presidida por motivos de odio contra estas personas. El Código Penal español, mediante la circunstancia agravante genérica del art. 22,4ª CP., recoge ciertos motivos discriminatorios cuya concurrencia en el delito al que apliquen tendrá el efecto de agravar la respuesta penal. Esta circunstancia, no obstante, no contempla actualmente las motivaciones aporófobas como causa de agravación. En esta obra se propone al legislador la tipificación de tales motivos en el art 22,4ª CP., desde una justificación apoyada en tres pilares: primero, la oportunidad de la intervención político-criminal a la luz de los alarmantes datos que aporta la sociología, tanto desde una óptica institucional como, sobre todo, personal. Segundo, la mayor necesidad de pena en supuestos de delincuencia aporófoba, desde un punto de vista eminentemente preventivo. Y tercero, el mayor merecimiento de sanción penal en estos casos, al conculcarse, además del interés tutelado por el delito base, el valor de la igualdad que se reconoce a todas las personas, lo que hace aumentar el desvalor del hecho desde el propio contenido de injusto del delito. Este libro aporta razones para motivar un cambio en la norma, pero también supone la primera guía interpretativa para la correcta aplicación de la cláusula por parte de los distintos operadores jurídicos, cuando se produzca dicho cambio. La investigación se ha desarrollado en el marco del Proyecto i+D “Hacia un modelo de justicia social: alternativas político-criminales” (RTI2018-095155-A-C22), dentro del proyecto coordinado “Aporofobia y Derecho penal” (RTI2018-095155-B-C21) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

MIGUEL BUSTOS RUBIO. Profesor Contratado Doctor de Derecho Penal de la Universidad Internacional de La Rioja. Especializado en Derecho penal económico, sus investigaciones se han desarrollado en temas como la regularización postdelictiva en los delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social, delitos de bancarrota e insolvencias punibles, blanqueo de capitales o corrupción privada, entre otros. También ha investigado sobre cuestiones como los delitos omisivos, la categoría de la punibilidad en la teoría del delito, o los delitos acumulativos. Sobre tales aspectos ha publicado varios libros, diversos artículos en revistas de alto impacto, y capítulos en obras colectivas, tanto en España como en el extranjero. Ha impartido numerosas conferencias en el marco de Congresos nacionales e internacionales sobre la especialidad. Ha sido investigador en varios proyectos i+D de convocatorias públicas competitivas. Actualmente, es investigador principal del Grupo de Investigación Reconocido “PENALCRIM” (UNIR), cuyas líneas principales de trabajo se orientan al estudio y prevención de la delincuencia socioeconómica y la corrupción.

Aporofobia y plutofilia. La deriva jánica de la política criminal contemporánea.

27,00

La política criminal es concreción, en el ámbito de la lucha contra el delito, de los principios generales a los que responde la política toutcourt. Y cuando, como es el caso, la desregulación es uno de los principios sobre los que pivota la globalización, económica y política, el sistema penal tenderá a reducir sus espacios de intervención punitiva. Allí donde, en aplicación de las propuestas neoliberales que llevaron a la crisis económica mundial de 2008, no se regula la economía lícita, tampoco se regula la ilícita, y crecen los ámbitos de impunidad y connivencia (“Derecho penal del amigo”) con la criminalidad socioeconómica funcional a los requerimientos de la lex mercatoria: paraísos y amnistías fiscales, gran corrupción política, indultos, procedimientos inidóneos por obsoletos, figuras delictivas puramente simbólicas, etc.

Simultáneamente, se retoma el argumentario contrainsurgente, urdido como respuesta mundial a los atentados a las Torres Gemelas (Nueva York, 2001), que conforma la base ideológica del “Derecho penal del enemigo”, para aplicarlo a la lucha contra las pequeñas infracciones (delitos de bagatela, top-manta, irregularidades administrativas), atribuidas a los colectivos no funcionales a los mercados: los indigentes excluidos, paradigmáticamente representados por el inmigrante irregular.

La política criminal de nuestros días no es, así, unidireccional, sino bifronte, jánica. Como Jano, el dios de las dos caras, se proyecta en dos direcciones, solo aparentemente contrapuestas: la una, plutofílica, de connivencia con el poderoso, que manifiesta su poder tanto en la producción como en la aplicación de la ley; la otra, aporofóbica, de rigor punitivo frente al pobre; ese que, en nuestras sociedades presididas por el principio del intercambio, aporta muy poco y que, en consecuencia, no puede esperar nada.

Juan María Terradillos Basoco es profesor emérito-catedrático de Derecho Penal en la Universidad de Cádiz.

Entre sus monografías destacan: Peligrosidad social y Estado de Derecho,Madrid, 1981; Delitos societarios, Madrid, 1987; Terrorismo y Derecho,Madrid, 1988; Derecho Penal del Trabajo, Madrid 1990; Derecho Penal de la Empresa, Madrid, 1995; La culpabilidad, México D.F. 2002; Manual de Teoría Jurídica del Delito, San Salvador, 2003; La siniestralidad laboral como delito, Albacete, 2006; Estudios sobre Derecho penal de la empresa, Buenos Aires, 2009; Sistema penal y Estado de Derecho,Lima, 2010; El Derecho penal aplicable a las relaciones laborales Albacete, 2017; Ensayos sobre arte y crimen, Valencia, 2020.

Ha coordinado numerosos volúmenes colectivos. Entre ellos: El delito ecológico, Madrid, 1992;

Libertad sexual y Derecho penal,Cádiz, 1995; Manipulación genética y nuevo Código Penal,Cádiz, 1997; Temas de Derecho penal económicoMadrid, 2004; La Constitución de 1812: reflexiones jurídicas en la víspera del bicentenario,Cádiz, 2006; Política Criminal de “La Pepa”. El Derecho penal de la cotidianeidad,Cádiz, 2012; Derecho penal. Parte Especial,3 vol. Madrid, 2ª ed. 2016; Delitos contra la Administración Pública,Buenos Aires, 2019

Archivos delictivo-criminológicos.

35,00

Para Alfred Hitchcock, asesinar es un Arte (extraído de su película, “La Soga”, 1948). Para el “Mago del Suspense”, se han de tener ciertas condiciones psicológicas para asesinar voluntariamente a alguien. Y es que para el Maestro, la acción de matar (conscientemente) correspondería a alguien que se hallaría por encima de los conceptos del bien y del mal.

De hecho, todo el mundo tiene la potencialidad de matar a alguien; pero también es cierto que, no todo el mundo reúne las condiciones psíquicas (conscientemente) necesarias para matar. No todo el mundo vale.

Siguiendo la misma estructura de Actos y Bises de su última brillante publicación “Los Crímenes de Perejil” (2015), el autor nos ilustra con 15 nuevos casos de sorprendente singularidad fruto de su actividad pericial privada como Psicólogo Forense privado.

Se tratan 11 crímenes repartidos conforme a las 3 circunstancias en las que se originan las muertes violentas y/o en circunstancias extrañas: es decir, muerte por accidente, muerte por trastorno mental (homicidio) o, sencillamente, muerte por acción y/o ejecución voluntaria (asesinato). Los últimos 4 casos corresponden a casos penales de especial o singular particularidad.

Después de intervenir directamente en más de una treintena de casos de asesinatos y homicidios y una docena de intentos de homicidios; para el autor, la presente obra es psicológicamente más madura y más elaborada que el anterior (“Los Crímenes de Perejil”, 2015), viniendo a completar la casuística en la que habitualmente interviene como Perito Psicólogo Forense en el ejercicio privado de la profesión.

Muchos de los casos que se relatan —aunque se omitan los nombres, apellidos, lugares geográficos e identificación de las sentencias— presentan una trascendencia mediática y, seguramente, muchos lectores reconocerán algunos de ellos. El lector también reconocerá a un famoso detective literario al que el autor le hace un simpático homenaje a modo de guiño haciéndole referencia en algún recóndito pasaje de la presente obra.

Dr. Bernat-N. Tiffon (Barcelona, 1972).

Psicólogo Forense (privado). Director de “Consultoría en Psicología Legal y Forense – Dr. Bernat-N. Tiffon ©”. Desde hace unos 15 años que ejerce la Psicología Forense en el sector privado de la profesión como Perito al servicio de los Letrados que ejercen la representación jurídica de sus clientes ante las Salas de Justicia.

Por sus manos han pasado casos de todo tipo. Más concretamente, ha participado en alrededor de una treintena de casos de homicidios y de asesinato y en una docena de intentos de homicidios. Muchos de los casos en los que ha intervenido, han tenido su importante repercusión social y gran impacto mediático; siendo que muchos de los que relata se encuentran en el presente volumen “Archivos Delictivo-Criminológicos” (2016) como en el anterior y exitosamente publicado, “Los Crímenes de Perejil” (2015).

El autor, compagina la actividad pericial forense con la docencia como Profesor de Psicología Forense en distintos centros Universitarios, de Postgrado y Colegios profesionales. Coordinador Académico del antiguo Máster en Psiquiatría y Psicopatología Clínica, Legal y Forense de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona (2004-2008). Posteriormente, fue Director del Plan de Estudios del Máster Universitario Oficial en Psicopatología Legal, Forense y Criminológica (2008-2012) en la Universidad privada.

A raíz de su intervención en reconocidos casos mediáticos, el Dr. Tiffon suele ser requerido para intervenir como contertulio en reconocidos programas de TV y radio y artículos de prensa, dando a conocer sus impresiones psicológico-criminológicas.

Cervantes, Wilde, Azorín. Cinco estudios de Derecho penal y Literatura.

24,00

Existe Derecho en la literatura y literatura en el Derecho. Las dos disciplinas se ven mutuamente enriquecidas por una recíproca interacción funcional. La presente obra profundiza en esa interrelación de la mano de tres destacados autores de la Historia de la Literatura: Cervantes y el sabroso pasaje de los galeotes, Oscar Wilde y su patético y conmovedor relato de sus experiencias penitenciarias y Azorín, autor de un desconocido texto criminológico. Los autores de este libro, los Doctores Raúl Carrancá y Rivas (Catedrático de la UNAM, abogado penalista, escritor y destacado pensador latinoamericano) y Miguel Polaino-Orts (Profesor de Derecho penal en la Universidad de Sevilla), han compaginado sus investigaciones jurídicas con otras obras estrictamente literarias. En el presente ensayo, los Profesores Carrancá y Rivas y Polaino-Orts, juristas amantes de las buenas letras, unen profesión y devoción y nos ofrecen cinco estudios atractivos y sugerentes no sólo para el jurista sino para todo cultivador de la literatura y el humanismo. Un peculiar paseo por la literatura que deleitará al lector desde la primera a la última página.

Raúl Carrancá y Rivas, abogado y escritor, nació en la Ciudad de México el 6 de septiembre de 1930. Hijo de madre catalana y padre mexicano. A los 21 años comenzó a impartir clases de lengua y literatura españolas y de oratoria en la Escuela Nacional Preparatoria. Desde 1959 imparte la cátedra de Derecho Penal en la Facultad de Derecho de la UNAM, donde fue Director del Seminario de Derecho Penal y ahora, desde 2016, Profesor Emérito. Es número de la Academia Mexicana de Ciencias Penales y de la Asociación Internacional de Derecho Penal. Fue Magistrado del Tribunal de lo Contencioso Electoral Federal y director de la Revista Mexicana de Derecho Penal y de la revista Criminalia. Sus dos primeras obras fueron literarias: El mundo al revés (1953) y Homenaje a Mazatlán (1956). Entre su obra como penalista destacan: La participación delictuosa (1957); Don Juan a la luz del Derecho Penal (1969); La Universidad Mexicana (1969); La readaptación social de los sentenciados (1971); Derecho Penitenciario. Cárcel y penas en México (3ª. edic., 1981); El drama penal (2ª. edic. 1982); El arte del Derecho. Magister Iuris (2ª. edic., 1987); El Derecho y la palabra (Ius Semper Loquitur) (1998); Derecho y libertad (2003); Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada Anotada (2005); Filosofía del Derecho Penal (2009); Teoría de la culpabilidad (2013); El Derecho, la vida y el hombre (2015); El hombre y la cárcel (el drama de Óscar Wilde), (2016). Muy difundidos son Derecho Penal Mexicano. Parte General y Código Penal Anotado, en coautoría con Raúl Carrancá y Trujillo, con muchas ediciones hasta el presente. Es autor de la novela Las palabras del amor en la máquina del tiempo (Deus ex machina) (2016).

Miguel Polaino-Orts es Profesor de Derecho penal en la Universidad de Sevilla. Doctor en Derecho con Premio Extraordinario. Premio del Ayuntamiento de Sevilla a la mejor tesis doctoral. Discípulo del profesor Günther Jakobs en la Universidad de Bonn. Conferenciante y profesor invitado en Europa, Asia e Hispanoamérica. Ha recibido diversos galardones y reconocimientos honoríficos, y forma parte de varias comisiones de reforma de legislaciones latinoamericanas. Entre su obra destacan: Cometer delitos con palabras (2004; 3ª. edic., 2017); Derecho penal del enemigo (2009; con cuatro ediciones posteriores); Terrorismo y Estado de Derecho (2009) y Delitos de organización: un desafío al Estado (2009), junto al prof. Jakobs; Derecho penal como sistema de autodeterminación personal (2010); La imputación penal a debate (2010; 2ª. edic., 2014, con el prof. Miró Llinares); Funcionalismo penal y autodeterminación personal (2013); Funcionalismo penal constitucional (2017), entre otras. Entre su obra ensayística y literaria se hallan Presencia de Ramón Xirau (2018), Sergio Ramírez entrevisto (2018), sendas introducciones a las obras de Rubén Darío España Contemporánea (2016) y Semblanzas de Emilio Castelar (2018) así como la edición de Primavera en Eaton Hastings, de Pedro Garfias (2018). Es traductor de obras del alemán y del italiano al español, miembro del consejo de redacción de la revista Entorno Literario (Granada) y redactor de la revista Matices (México), en las que publica artículos literarios.

El delito culposo o imprudente en Derecho penal y su regulación en el COIP.

27,00

En este trabajo, se adopta una postura que explica que el tipo objetivo del delito imprudente no difiere en absoluto respecto del tipo objetivo del delito doloso y, por tanto, su diferenciación está en el lado subjetivo del tipo. La primera consecuencia relevante sería que la imputación objetiva y sus subinstitutos dogmáticos rigen de igual modo en ambas modalidades. Para construir nuestra postura hemos partido del par normativo-intelectivo conocimiento/no conocimiento relevante jurídico-penalmente. Además, hemos propuesto una normativización de las especies de culpa que las entienda no como consciente/inconsciente, sino como previsible/no previsible. Por último, se aborda la cuestión de la gravedad de la culpa y aunque se señala que aquella no agrega nada al problema de la determinación de la imprudencia, como el legislador (en algunos supuestos) la ha previsto, es necesario dar una fundamentación penal de aquella sobre todo para lograr encajar su ubicación sistemática.

Lyonel Calderón Tello es Profesor de Derecho Penal en la Universidad Técnica Particular de Loja y Profesor de Derecho Internacional en la Universidad de Guayaquil. Es Profesor de la Maestría de Derecho Constitucional de la Universidad de Guayaquil en las asignaturas de Derechos Humanos y en la de Dogmática Jurídica.

Pertenece al Grupo de Investigación de la UTPL “Estudios sobre Constitucionalismo Latinoamericano y Derechos Humanos”, y es Investigador dentro del proyecto de Investigación “Fundamento de la Imputación Penal en el Delito de Abuso de Confianza del art. 187 COIP (Administración desleal de patrimonios ajenos)” de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Guayaquil. Ha publicado varios libros y artículos académicos.

Se desempeña como Gestor de Investigación de la Carrera de Derecho y como facilitador en el Curso de Dogmática Jurídica dirigido a los docentes e investigadores de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Guayaquil.

Es Doctor en Derecho (Ph.D) por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Derecho Público, Especialización en Derecho Penal y Master en Derecho Privado, Especialización en Derecho Mercantil también por la Universidad Complutense de Madrid. Es Especialista en Criminología y Ciencias Penales y, Abogado y Economista por la Universidad de Guayaquil.

El principio de legalidad en la jurisdicción de menores.

59,00

El principio de legalidad constituye el pilar del Estado de Derecho en Europa y, podría afirmarse que, también, en toda la humanidad, siendo el mayor protector de la libertad individual en el contexto del Derecho penal. En el Derecho penal juvenil, el principio del interés superior del menor es otro pilar fundamental que sostiene toda la edificación legislativa, judicial y socioeducativa.

La finalidad de esta obra es el valorar la compatibilidad del articulado que representa el interés del menor con la Constitución, y, para ello, hemos confrontado el principio del interés del menor con el de legalidad. Se hace necesario valorar la relación entre ambos principios a la luz de la Constitución debido a que, en el Derecho penal juvenil, suele tolerarse cierto nivel de “flexibilización de garantías” o relativización de los principios penales tradicionales en virtud o con fundamento en el interés del menor. Como consecuencia de tal flexibilidad, se produce un desequilibrio en la balanza de principios que sustentan el Derecho penal juvenil: en un plato de la balanza, el principio del interés superior del menor –a favor del cual se decanta la balanza- y, en el otro, los principios del Derecho penal, en particular el de legalidad. Consecuencia de ese desequilibrio, podemos afirmar la existencia de una relación conflictiva entre garantías penales y el concepto del interés del menor.

Proponemos algunas soluciones para abordar dicha relación conflictiva. Entre dichas soluciones, sugerimos la reconversión del principio del interés superior del menor en derecho fundamental a la educación aplicado en el contexto de la justicia juvenil.

Joan Manel Gutiérrez se licenció en Derecho, en la Universitat Pompeu i Fabra, en el año 2003 y empezó a ejercer diversas profesiones jurídicas en calidad de sustituto, a partir del año 2004. Ha sido juez, primero en Ripoll, y después en varios juzgados más de Barcelona. Posteriormente, abogado de la Generalitat, en el Gabinete Jurídico de la Generalitat de Catalunya, en el equipo penal, donde ejerció la representación legal y defensa de la Generalitat en los juzgados de menores de Barcelona. Más tarde, ha sido fiscal, adscrito a la Fiscalía de Barcelona y, actualmente, es jurista en la Generalitat de Catalunya, Departament d’Interior.

EXTRACTO DEL ÍNDICE

PRIMERA PARTE:

LEGALIDAD, SEGURIDAD JURÍDICA Y DERECHO PENAL JUVENIL

CAPÍTULO I: FUNDAMENTO Y NATURALEZA

CAPÍTULO II: PRINCIPIO DE LEGALIDAD Y PRINCIPIO DE SEGURIDAD JURÍDICA. CONCEPTOS BÁSICOS

SEGUNDA PARTE

GARANTÍAS E INTERÉS SUPERIOR DEL MENOR

CAPÍTULO III: ESPECIAL CONSIDERACIÓN DEL INTERÉS DEL MENOR

CAPÍTULO IV: INDIVIDUALIZACIÓN DE LA CONSECUENCIA JURÍDICA

TERCERA PARTE

LEGALIDAD Y SEGURIDAD JURÍDICA EN EL QUEBRANTAMIENTO

DE LA PENA JUVENIL NO PRIVATIVA DE LIBERTAD

CAPÍTULO V: LA CUESTIÓN DE LA ADECUACIÓN CONSTITUCIONAL

CAPÍTULO VI: OTROS PROBLEMAS RELATIVOS A LA SEGURIDAD JURÍDICA

CAPÍTULO VII: LEGALIDAD Y SEGURIDAD JURÍDICA EN EL REGLAMENTO

Estudio jurisprudencial de los trastornos neuróticos y del control de los impulsos.

54,00

En España, una importante proporción de los delitos que llegan a nuestros Tribunales son cometidos por personas que presentan algún trastorno psiquiátrico. En estos casos, el juez o tribunal puede aplicar eximentes o atenuantes que modifican o incluso anulan la posibilidad de condena o pena.

En esta obra, hemos analizado aquellas resoluciones judiciales en las que se incluyera como circunstancia el diagnóstico de neurosis, algún tipo de trastorno neurótico o trastorno del control de los impulsos,todos ellos como diagnóstico aislado, es decir no asociado a otro tipo de trastorno. En total se han registrado 368 resoluciones.

Hay que decir, en primer lugar, que el término neurosis, que se ha venido usando en numerosas sentencias, se considera hoy impreciso, obsoleto y no aparece en los dos principales manuales de clasificación de trastornos mentales (CIE-10 y DSM-5), no obstante en esta obra se ha considerado como entidad diagnóstica. Aparte de neurosis, que encontramos en bastantes resoluciones, otros diagnósticos identificados son: trastorno mixto ansioso-depresivo, TOC, disociativo y somatomorfo. Además se han incluido también los catalogados como trastornos del control de los impulsos, por la semejanza de sintomatología según la doctrina jurisprudencial, esto es, ludopatía, cleptomanía, piromanía y trastorno explosivo intermitente.

Los delitos con mayor frecuencia cometidos en estos casos son: homicidio/asesinato (19%), lesiones (13%) y robo/hurto (11%). En relación a la imputabilidad, se aplica en más de un 70% de los casos eximente completa, incompleta o atenuante analógica y en un 30% plena imputabilidad.En un 54,3% de las resoluciones se utiliza una terminología diagnóstica concordante con la que se refleja en los manuales de diagnóstico actuales. El resto son imprecisas y a nuestro juicio, podrían (es más, deberían) descartarse como susceptibles de sentar Jurisprudencia rigurosa y actualizada.Dentro de las resoluciones donde se aplica eximente completa o incompleta, tan sólo en un 56,25% se decretan medidas de seguridad, siendo las más habituales: el internamiento en centro psiquiátrico o la imposición de tratamiento médico externo.

Salud de Aguilar Gualda, granadina de nacimiento y residencia, se licenció en Derecho por la Universidad de Granada, especializándose en Derecho Urbanístico y Seguridad Social. Durante el ejercicio de la abogacía, obtuvo la mención de doctora en Derecho Penal, también por la Universidad de Granada. En la actualidad compatibiliza la práctica de la abogacía, el trabajo de investigación con varios artículos publicados en distintas revistas y la impartición como tutora externa de la asignatura de practicum a través de la Facultad de Derecho.

Evidencia empírica y populismo punitivo.

28,00

¿Qué le lleva al legislador a incorporar al Código Penal la pena de prisión permanente revisable? ¿Qué le lleva a castigar con cuatro años de prisión el hecho de abandonarel lugar de un accidente, existiendo ya el delito de omisión del deber de socorro? ¿Qué le lleva a convertir en delito las relaciones sexuales consentidas entre adolescentes? La respuesta nos la ofrece el propio legislador. En su opinión, la sociedad lo demanda. Sin embargo, esa demanda social no ha sido probada, y se sorprendería el legislador al saber que la ciudadanía – bien informada – no es tan punitivista como pudiera pensarse. Además,incluso aunque existiera tal demanda social, este no es un argumento válido para legitimar una determina política. ¿Acaso entenderíamos como legítima en un Estado democrático y de Derecho una decisión adoptada por la mayoríaque decidiera restringir derechos de los demás? Es evidente que no.

La demanda social es un argumento insostenible para justificar una política criminal. Por eso esta obra pretende erigirse en crítica constructiva al legislador penal, que no puede continuar amparándose en dicho argumento para intensificar, cada vez más, la intervención del Derecho penal. Es el momento de que el legislador, en línea con lo que exige la normativa de la UE, abandone el populismo punitivo y elabore políticas basadas en la evidencia. Solo así se podrá valorar la eficacia de una política y solo así se podrá exigir una rendición de cuentas.

En último término, esta obra defiende que la evidencia empírica no puede ser el único argumento para llevar a cabo una política criminal. No sería aceptable, por ejemplo, la asignación de una pena de prisión perpetua para el delito de robo, por mucho que eso hiciera descender el número de esos delitos. El Derecho penal es, y debe seguir siendo, la ultima ratio del Estado. Existen otros mecanismos previos al Derecho penal, menos lesivos con los derechos de los ciudadanos, a los que se puede recurrir. Además, todapolítica criminal encuentrasiempre un límite infranqueable en los principios legitimadores del Derecho penal, hoy con reconocimiento constitucional, que tienen como trasfondo último la dignidad del ser humano. Luego por muy eficaz que pudiera ser una política criminal, no podrá implementarse si la misma vulnera principios como el de legalidad o el de proporcionalidad, o garantías como la presunción de inocencia.

La investigación se ha desarrollado en el marco del proyectoCrisis del Derecho Penal del Estado de Derecho: Manifestaciones y tendencias (SBPLY/17/18501/000223) concedido por la Junta de Castilla – La Mancha y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

DEMELSA BENITO SÁNCHEZ. Doctora por la Universidad de Salamanca con mención europea y premio extraordinario. Profesora Contratada Doctora de Derecho Penal en la Universidad de Deusto. Especializada en Derecho penal económico, particularmente, en el estudio del delito de corrupción transnacional. Entre sus líneas de investigación en la parte especial del Derecho penal destaca también el estudio del delito de trata de seres humanos. Sobre ambos temas posee sendas monografías y diversas publicaciones en revistas de impacto. En el ámbito de la Criminología y la Política Criminal, investiga los instrumentos para la medición de las tendencias delictivas, así como el uso de la evidencia empírica en el diseño de las políticas contra la criminalidad. Ha sido investigadora en proyectos europeos y nacionales de convocatorias públicas competitivas. Es investigadora principal del proyecto I+D+i “Hacia un modelo de justicia social: alternativas político-criminales”, financiado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades(RTI2018-095155-A-C22). Ha realizado estancias docentes e investigadores en laUniversidad de Colonia, Universidad de Leipzig, Universidad de Parma, Universidad Pontificia Bolivariana (Bucaramanga,) Universidad Santo Tomás (Bogotá) y Pontificia Universidad Javeriana (Bogotá), entre otras.

La otra vida de Caronte.

25,00

El Dr. Sagnier Compte finalizó su estancia en la isla de Perejil habiendo intervenido en una serie de crímenes impactantes, pasando desapercibido por los medios de comunicación. Antes de dirigirse a la Isla de Conejera para investigar otra serie de crímenes, debe viajar a la isla de Li Galli (también llamadas Isla Delfín) para investigar otros asuntos de índole criminal.

El anonimato de sus investigaciones en la isla de Perejil, no pasó desapercibida por la letrada Sra. de Rocamora, quien conocedora de su brillante y amplia trayectoria profesional en el mundo psicológico-criminal, le contrata para que investigue 3 casos delictivos —aparentemente—, independientes entre sí. El encargo profesional de la letrada despierta el interés del Dr. Compte, quien profundizará en sus investigaciones. Observará que el acomodado y adinerado palacete de la zona alta de Barcelona del Sr. Ochoa esconde misterios y oscuros secretos. Un oscuro crimen destapará una sórdida historia pasional que le conducirá al esclarecimiento de unos impresionantes hechos criminales magistralmente interrelacionados entre sí.

En esta ocasión, el autor Dr. Bernat-N. Tiffon decide poner nombre y apellido al personaje de las exitosas publicaciones de “Los Crímenes de Perejil” (2015) y “Archivos Delictivo-Criminológicos” (2016) publicando su primera novela negra y contando de nuevo con las brillantes ilustraciones de Juan Antonio Valverde Moreno y la revisión estilística de Jordi Cantavella Cusó.

Bernat-N. Tiffon, Psicólogo Forense (privado). Director de “Consultoría en Psicología Legal y Forense. Desde hace más de 15 años ejerce la Psicología Forense en el sector privado de la profesión como Perito al servicio de los Letrados que ejercen la representación jurídica de sus clientes ante las Salas de Justicia, habiendo intervenido en casos de amplio impacto mediático, tales como los Crímenes del Pistolero de Olot, el Crimen de Santaló, el Crimen de Ripollet, los Crímenes de la Parricida del Carmel, entre otros muchos más.

El autor, compagina la actividad pericial forense con la docencia como Profesor de Psicología Forense en distintos centros Universitarios, de Postgrado y Colegios profesionales. Coordinador Académico del antiguo Máster en Psiquiatría y Psicopatología Clínica, Legal y Forense de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona (2004-2008). Posteriormente, fue Director del Plan de Estudios del Máster Universitario Oficial en Psicopatología Legal, Forense y Criminológica (2008-2012) en la Universidad privada.

A raíz de su intervención en reconocidos casos mediáticos, el Dr. Tiffon suele ser requerido para intervenir como contertulio en reconocidos programas de TV y radio y artículos de prensa, dando a conocer sus impresiones psicológico-criminológicas.

Las sectas en Derecho penal. Estudio dogmático de los delitos sectarios.

95,00

La presente obra estudia la siempre polémica fenomenología de las sectas desde la ciencia del Derecho penal en un intento de tratamiento global, sin desdeñar los enfoques filosóficos, psicológicos, psiquiátricos, sociológicos y criminológicos. Se confrontan en las sectas los aspectos penales de la autoría de conciencia, por convicción y del enemigo a través de un elemento más común de lo que pudiera parecer: los déficits de socialización. Estos déficits muchas de las veces no pueden ser atribuidos al propio sujeto sino a la configuración misma de la Sociedad (déficit de comunicación normativo), o a un tercero cuando media una figura delictiva autónoma, la persuasión coercitiva (déficit de socialización atribuible a tercero). Las soluciones halladas en esta investigación se han confrontado en las organizaciones criminales sectarias, resultando sorprendentes y novedosas conclusiones dogmáticas en su tratamiento penal y en la autoría y participación.

En definitiva, en esta obra se han tratado todas las cuestiones que han sido planteadas sobre la fenomenología criminal de las sectas y sus miembros, especialmente las contingencias de las conductas sectarias libres y coaccionadas.

Carlos Bardavío Antón. Doctor en Derecho (sobresaliente cum laude) por la Universidad de Sevilla, bajo la dirección del Catedrático Miguel Polaino Navarrete.

Abogado en ejercicio desde el año 2007. Socio Director de la firma Bardavío Abogados.

Asesor jurídico-legal de asociaciones de investigación y prevención del abuso psicológico y del sectarismo criminal.

Invitado por universidades de España y Latinoamérica.

Máster en Derecho penal.

Experto en psicología jurídica.

Diplomado en Estudios Avanzados (DEA).

Licenciado en Derecho.

Publicaciones destacadas: «La relevancia típica de la “persuasión coercitiva”: Propuesta de tipificación», La Ley penal: Revista de Derecho penal, procesal y penitenciario, núm. 128, septiembre, 2017.

Los crímenes de Perejil.

30,00

Dr. Bernat-N. Tiffon (Barcelona, 1972).

Ejerce la Psicología Forense en el sector privado de la profesión desde hace unos 15 años, al servicio de los Letrados que ejercen la defensa de sus clientes ante las Salas de Justicia. Por sus manos han pasado casos de todo tipo, siendo que algunos de ellos han tenido repercusión e impacto mediático.

“La presente obra resulta un magnífico instrumento no solo para cualquier lector que quiera pasar un rato agradable, disfrutando del placer de la lectura; sino también, de forma particular, para aquellos profesionales de la Psicología y del mundo del Derecho.”

Prof. Dr. David Vallespín Pérez.

Catedrático de Derecho Procesal.

Universitat de Barcelona.

“La exposición de cada uno de los crímenes presenta una narrativa fresca, entretenida y detallada sin fatigar, y mantiene al lector en el clima de suspense adecuado, dando al ritmo de las historias un toque de humor en clave negra y elegante.”

Ángel García.

Psicólogo e Inspector Jefe del C.N.P.

Área de Delitos Violentos de la Policía Científica de Barcelona.

“El lector y la lectora pueden estar tranquilos, les aseguro que esta obra les va a gustar, les va a enganchar, y la van a releer.”

Prof. Dr. Miguel Clemente Díaz.

Catedrático de Psicología Social y Jurídica.

Universidad de La Coruña.

“Sólo una envidiable y absoluta capacidad de control emocional y de los impulsos más básicos, ante situaciones tan inauditas, sin aturdirse ni desconcentrarse demasiado, tratando de diseccionar, con la máxima profesionalidad de un experto y la minuciosidad de un cirujano, cada uno de los relatos criminológicos que se detallan en la obra y su posterior participación pericial. Admirable.”

Dr. Miquel Ángel Serrat.

Doctor en Prevención y Seguridad integral por la UAB.

Criminólogo especialista en delitos intraempresariales.

“La lectura de los Actos y bises Perejilenses ha sido, sinceramente, conmovedora. Sea por aquellos casos vividos profesionalmente, o por el contenido dramático, vivencial, con las pasiones y pecados de la vida misma en el resto de casos, una vez más la realidad supera a la ficción, la ficción novela el devenir trágico en ocasiones, de la existencia humana.

Casos como La frialdad en “Perejillet” y en “Perejilló”; el amor, el desamor y la locura en la “Esposa indignada” entre otros, nos hacen reflexionar con brillantez en esta obra, sobre los límites de la condición y raciocinio humanos. El límite entre lo cabal y lo alienado, lo mundano y lo sobrehumano, se ven perfectamente reflejados en la obra del autor quién, con gracia y amplia experiencia, desgrana de forma novelada casos apasionantes para los estudiosos de la salud mental, los profesionales que nos dedicamos vocacionalmente a dicho ámbito y, espero, al amable e intrépido lector.

Les aseguro que no podrán despegar sus manos del libro hasta pasar la última página, y quedaran sorprendidos agradablemente.”

Ángel Cuquerella Fuentes.

Psicólogo (y Médico) Forense.

Los delitos de pornografía infantil. Análisis del art. 189 CP.

38,00

Los Delitos de Pornografía Infantil conforman el llamado Derecho penal sexual, cuyas sucesivas reformas son síntoma del carácter controvertido y polémico de esta tipología delictiva, planteando complejas cuestiones tanto respecto a la forma en la que el Derecho penal debe intervenir, así como a los límites de su castigo. La alarma social ocasionada en los medios de comunicación por diversos episodios relativos a imágenes pornográficas, protagonizadas principalmente por niños o menores, ha suscitado un enconado debate a nivel político y social, que demandaba con urgencia una reforma del Código penal, cuya “eficacia” había sido puesta en tela de juicio por la opinión mayoritaria, sobre todo en lo relativo a la protección de las víctimas más desvalidas en el ámbito de la delincuencia sexual.

En un trazado histórico, merece subrayarse la LO 3/1989, que representó una revolución en el ámbito de los delitos sexuales, al abandonar la anacrónica rúbrica de “Delitos contra la honestidad” por la de “Delitos contra la libertad sexual”, considerando a esta última como bien jurídico digno de tutela penal. Posteriormente, la reforma por LO 11/1999 significó una ampliación del epígrafe Título VIII, tutelando junto a la libertad sexual, la indemnidad sexual, para los casos de atentados sexuales que afectasen a menores e incapaces. Asimismo, se trata un nuevo límite para la mayoría de edad sexual, elevándose desde los doce a los trece años, para los abusos y agresiones sexuales. En esta evolución legislativa, la LO 15//2003, comportó notablemente una mejora técnica, cubriendo algunos vacíos legales, a la par de un endurecimiento punitivo, extendiendo la tipicidad al delito de corrupción de menores. De otro lado, la redacción otorgada a los delitos de abusos sexuales con menores, a partir de la LO 5/2010, 22 de junio, supuso un giro político-criminal trascendente, rompiendo con la estructura técnica de las diversas infracciones sexuales, cuya distinción se había cifrado en la modalidad de ataque a la libertad e indemnidad sexuales (violencia o intimidación).Y desde luego, si bien es cierto que la reciente modificación por LO 1/2015, acaecida en el ámbito de los delitos de pornografía infantil se debe, por un lado, a la alarma social y a la repugnancia que estos frecuentes episodios han suscitado en nuestro país, no es menos cierto que su principal justificación se fundamenta en la armonización europea, o por decirlo de otro modo, en la necesidad de atender a los compromisos internacionales suscritos por España, principalmente la transposición de la Directiva 2011/93/UE, relativa a la lucha contra los abusos sexuales y la explotación sexual de los menores y la pornografía infantil.

La obra que se presenta al lector pretende dar respuesta a estos y otros interrogantes desde la perspectiva de un Derecho penal, abordando un exhaustivo estudio del delito contenido en el artículo 189 CP, comenzando con unas reflexiones político-criminales en torno a la pornografía infantil, planteándose la aguda controversia sobre la necesidad o no de su criminalización, principalmente, con relación a la pornografía simulada o virtual, desde un marco legal internacional, examinando no sólo el ámbito de las organizaciones internacionales, sino además el de la Unión Europea. En este contexto, delimita y define el concepto de pornografía infantil, tomando como referente el Derecho comparado de los Ordenamientos Italiano, brasileño, Australiano y Estadounidense.

Felipe Bauer es investigador en Derecho Penal y Criminología. Licenciado en Derecho y Ciencias Sociales. Máster en Derecho Constitucional. Doctor en Derecho Penal por la Universidad de Sevilla.

Manual de atención y valoración pericial en violencia sexual. Guía de buenas prácticas.

82,00

La violencia sexual supone una intromisión ilegítima en la intimidad de la víctima que conlleva, además de posibles lesiones físicas, un terrible sufrimiento y un severo daño psíquico.

De cómo se lleve a cabo la asistencia a las personas que la padecen va a depender en gran medida la evolución del trauma y su recuperación.

Lejos quedan en el tiempo aquellas evaluaciones en las que se atendía la cuestión médica de manera prácticamente exclusiva, descuidando aspectos esenciales como la respuesta a las necesidades de la víctima desde la más exquisita sensibilidad.

Esta sensibilidad, que se ha hecho extensiva en todos los colectivos profesionales implicados, permite en la actualidad una cuidada atención profesional multidisciplinar en la que intervienen desde los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado hasta las Unidades de Atención a las Víctimas, pasando por Médicos Especialistas en Ginecología, Médicos Forenses, Psicólogos, Trabajadores Sociales, Facultativos de los Laboratorios, Jueces, Fiscales…

Las experiencias y conocimientos de profesionales de estos colectivos se recogen en este Manual, que pretende dar una visión de conjunto sobre cómo debe realizarse la asistencia y evaluación a víctimas de violencia sexual, con el foco puesto en la atención centrada en la persona.Y todo ello desde el convencimiento de que un trato sensible disminuye el trauma favoreciendoun más rápido restablecimiento, y facilitala colaboración para la posible obtención de evidencias que allanen la actuación del sistema de Justicia.

Menores maltratadores en el hogar. Un estudio del fenómeno de violencia filio-parental.

36,00

El fenómeno de violencia filio-parental existe desde hace tiempo, aunque se ha visibilizado más en los últimos años.

Son diversos los factores que explican y mantienen este tipo de maltrato y la alusión a la educación deficiente y permisiva recibida por los menores, suele estar entre las más recurrentes.

En este libro se expone el fenómeno de violencia filio-parental desde las distintas aportaciones que la investigación científica lo han abordado, pero, sobre todo, se muestran los datos de una larga investigación criminológica que durante tres años se llevó a cabo en población española.

Entre los resultados más destacados, figura el hecho de que ni la magnitud del fenómeno parece ser la que es, ni las variables explicativas de este tipo de violencia son siempre las mismas en cada caso. Además, se presta una especial atención a los padres y madres víctima de la violencia filio-parental, que no siempre son considerados como tal, ni reciben la consideración social que merecen, minando esto sus esfuerzos y pretensiones de ayuda para el problema tan grave que están viviendo.

Ana L. Cuervo García es Doctora en Criminología y Delincuencia Juvenil por la Universidad de Castilla-La Mancha. También es Terapeuta de Conducta y Psicóloga.

Ha desempeñado tareas terapéuticas en ámbitos como el autismo, las drogodependencias, los menores conflictivos, las prisiones y la práctica privada de la psicología clínica.

Actualmente es profesora del grado en Criminología en la Universidad Internacional de la Rioja y con anterioridad lo fue también en La Universitat Oberta de Catalunya.

Sus labores como investigadora se desempeñaron en la Universidad de Castilla-La Mancha en el ámbito de la violencia filio-parental y en la asociación CRIMIAC, de la cual es socia fundadora, en cuanto al fenómeno de la discriminación de la mujer en la universidad.

Primer grado penitenciario y estado de derecho. El estatus jurídico de los reclusos en régimen de máxima seguridad.

46,00

El objetivo de la presente obra es analizar si el régimen cerrado penitenciario, diseñado por el legislador español, constituye un régimen de cumplimiento de la pena de prisión respetuoso con los principios inspiradores del Estado de derecho.

Se examinan las tensiones existentes entre el principio de legalidad, proclamado por el artículo 9.3 de la Constitución, y la regulación de numerosos aspectos del régimen cerrado vía reglamentaria o a través de normas internas dictadas por la Administración Penitenciaria.

Asimismo, se abordan los aspectos relativos al difícil equilibrio entre las restricciones de derechos de los internos -derivadas de las especiales necesidades de seguridad existentes en los centros o módulos de régimen cerrado- y la orientación de la pena privativa de libertad hacia la reinserción social del recluso, marcada por el artículo 25.2 de la Constitución.

Sara Carou García (Santiago de Compostela, 1980).

Doctora en Derecho Penal. Profesora de la Universidad de A Coruña. Abogada y mediadora en ejercicio. Autora de diversas ponencias y artículos sobre Derecho Penal e historia de la prisión.

Extracto del Índice

CAPÍTULO I

CONTEXTO HISTÓRICO

DE APROBACIÓN DEL ACTUAL

RÉGIMEN PENITENCIARIO

CERRADO

CAPÍTULO II

REGULACIÓN DEL RÉGIMEN

CERRADO EN EL SISTEMA

PENITENCIARIO ESPAÑOL

CAPÍTULO III

LA CLASIFICACIÓN

EN PRIMER GRADO

CAPÍTULO IV

MODALIDADES DE VIDA

EN RÉGIMEN CERRADO

CAPÍTULO V

EL TRATAMIENTO PENITENCIARIO

EN RÉGIMEN CERRADO

CONCLUSIONES

JURISPRUDENCIA